jueves, 10 de diciembre de 2015

Lo que deberías saber sobre tu batería antes del invierno


El invierno está cada vez más cerca, por eso, desde Victoriano Peláez, tu taller mecánico en Sevilla, queremos tratar hoy la importancia de comprobar el estado de la batería de nuestro coche antes de que llegue esta estación y nos juegue una mala pasada. A continuación trataremos de explicarte por qué ahora es el mejor momento para que un técnico proceda a verificar su funcionamiento o proceder, si es conveniente, a su sustitución.


Factores de riesgo


Lo primero que hay que saber es que, con el frío intenso del invierno, el coche necesita un esfuerzo superior del motor de arranque y de los calentadores del motor para poder poner en marcha nuestro vehículo. 

En segundo lugar hay que indicar que, por su propia composición (de plomo y ácido sulfúrico), las baterías están diseñadas para trabajar con una temperatura ideal entre los 10 y los 40 grados centígrados. Por encima de la misma, se corre el riesgo de que sus placas metálicas se doblen y se produzcan cortocircuitos, mientras que en temperaturas inferiores, la reacción química entre el electrolito y dichas placas es mucho más lenta, por lo que su capacidad energética es menor.

Asimismo, el frío también influye en el motor (donde la viscosidad del aceite aumenta y, por tanto, ofrece más resistencia el giro del motor) o en el combustible (que arde peor, especialmente en los diesel). Todo esto hace que en invierno sea necesaria mucha más intensidad de energía para poder arrancar nuestro coche. En este contexto, se entiende que en invierno las posibilidades de quedarnos tirados por el mal estado de la batería sean más altas.  Ante esta situación, como decimos, es recomendable acudir a tu taller mecánico de confianza para proceder, si es necesario, a la sustitución de la batería, algo más que aconsejable si tienes pensado realizar un viaje en estas próximas fiestas. 

Otro aspecto a tener en cuenta es que, actualmente, al estar equipado la mayoría de los coches con sistemas eléctricos, es muy difícil apreciar que la batería está próxima a fallar. Hace unos años, algunas situaciones nos advertían de ello (lentitud de los limpiaparabrisas, arranque más dificultoso, etc.), pero hoy en día el sistema o funciona perfectamente o no lo hace.  Así de simple y así de arriesgado, ya que la única forma efectiva de comprobar su estado es a través de un medidor de intensidad instantánea que verifique la cantidad de amperios que es capaz de proporcionar la batería.

Vista general de la batería de un coche

Características recomendadas

Si se opta por sustituir la batería, la marca es lo menos importante, no así otras características que debe reunir y que enumeramos a continuación:

1.- Tamaño: no todas las baterías que hay en el mercado son iguales. Por ello, comprueba que la nueva cabe en el hueco dedicado a ello.

2.- Bornes: es preciso asegurarse de que la posición de los bornes es la correcta y la más adecuada a la distribución de los cables de nuestro coche, pues de lo contrario estos no podrán conectar bien.

3.- Tensión: lo normal es que la tensión de la batería sea de 12 voltios (para turismos convencionales).

4.-Intensidad: la intensidad de arranque es la energía (amperios) que la batería es capaz de transmitir de forma instantánea. Es fundamental en el proceso de puesta en marcha del motor, que es el momento en el que más energía se necesita.

5.- Carga: hace referencia a la capacidad de la batería. Si se instala una batería con un número menor al que nuestro coche necesita, es muy probable que los sistemas eléctricos no funcionen correctamente o que el alternador la estropee instantáneamente al sobrecargarla.

Otras recomendaciones

Además, de revisar el estado de batería, es aconsejable tener en cuenta otros consejos para poner a punto nuestro vehículo de cara a los meses de invierno. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario