jueves, 6 de agosto de 2015

Cómo cambiar una rueda del coche

Según el estudio realizado por la aseguradora Direct Seguros, 1 de cada 4 conductores españoles no sabe cambiar la rueda del coche. Por eso, como taller de coches en Sevilla, os vamos a enseñar cómo hacerlo.


Cambiar una rueda no es una tarea difícil. Sin embargo, son muchos los conductores que recurren a su seguro porque no son capaces de hacerlo.

Para poder cambiar una rueda de forma efectiva, necesitarás dos triángulos de emergencia, un gato, una llave de tubo y una rueda de repuesto.

Una vez tenemos todos los materiales, los pasos a seguir son los siguientes:

1.    Lo primero que deberás hacer cuando se pinche un neumático del coche es desacelerar y evitar hacer movimientos bruscos que puedan hacerte perder el control del vehículo.

2.    Una vez que el coche haya disminuido su velocidad y hayas frenado con precaución, colócate en alguna superficie llana y horizontal.

3.  Pon el freno de mano para que tu coche quede inmovilizado y puedas realizar la operación correctamente.

4. Coloca los triángulos de emergencia para advertir a otros conductores que has tenido una urgencia. Es recomendable situarlos a 50 metros del vehículo. Si estás en una vía de doble sentido deberás colocar uno por delante del vehículo y otro por la parte posterior del mismo.

5.   Comprueba el estado de la rueda de repuesto, asegurándote que la presión del aire de la rueda está a un nivel correcto. Para esto necesitaremos un manómetro portátil.

6.  Bloquea las ruedas frontales y traseras opuestas a la pinchada con objetos (piezas de madera o piedras) para que rueden y el coche patine.

¿Cómo cambio la rueda?


Pues bien, una vez hayamos realizado correctamente todos los pasos anteriores, es el momento de cambiar la rueda. Para ello:

1.  Afloja los tornillos de la rueda pinchada. Antes de utilizar el gato y empezar a elevar el                   vehículo tienes que destornillar de forma parcial los tornillos de la rueda afectada con la ayuda de       una llave de tubo. Es importante que no saques los tornillos de la rueda antes de elevar el vehículo       ya que el automóvil se podría caer.

2. Sitúa al gato bajo la carrocería, cerca de la rueda afectada, asegurándote de que se ubica en una       superficie llana y estable.


3. Eleva el coche unos 15 cm utilizando la misma llave de tubo que has usado para elevar el neumático con el gato de madera que no tenga contacto con el suelo.

4.  Retira los tornillos de la rueda pinchada.

5.  Coloca la rueda de repuesto y asegúrate de que queda totalmente apoyada.

6.  Aprieta los tornillos de la nueva rueda de forma cruzada, como mostramos en la fotografía.



7.  Baja el vehículo, con la ayuda del gato, hasta que toque el suelo.

8.  Guarda las herramientas y ¡ya está listo para volver a circular!.

Esta operación no debe llevarnos más de 20 minutos.

Ten cuidado si tu rueda de recambio es de “galleta”. Ésta suele ser más pequeña y delgada, además, lleva una pegatina con el nº 80 (la legislación no permite circular a más de 80  kilómetros), por lo que debemos cambiarla por una rueda normal cuando sea posible.


 Desde Talleres Victoria Peláez, tu taller mecánico en Sevilla, esperamos haceros ayudado con esta información y, lo más importante, que seáis autosuficientes y no tengáis que depender de nadie ni perder más tiempo del necesario para realizar esta operación